Examen de la Boca

El examen de la boca debe realizarse en todos los pacientes en forma ordenada y completa, contando con buena iluminación, natural o artificial y teniendo a mano gasa y bajalengua, inspeccionando y palpando: labios, carrillos, paladar duro y blando; orofaringe, piso de boca, lengua, encías y dientes, para evaluar su estado de salud y "ver" si hay lesiones elementales primitivas o secundarias, que caracterizan la enfermedad o condición que padece el paciente, interpretarlas y hacer el diagnóstico correcto.

1. Labios 1.jpg

Los labios son la parte más anterior de la boca, la piel que los recubre termina en una línea ligeramente elevada que los contornea, es el borde mucocutáneo; de ahí a la línea de unión se encuentra la zona roja o vermellón de los labios conocida también por semimucosa labial, rasgo característico en el humano. La unión de los labios a cada lado forma las comisuras labiales.

2. labio superior, fondo de surco y fren

Por dentro los labios están cubiertos por una mucosa rosada, lisa, brillosa, húmeda y delgada Se extiende hasta el fondo de surco y en el centro apreciamos una bandeleta conocida como frenillo labial que va del labio a la encía

3. Labio inf., fondo de surco y frenillo

A través de la mucosa labial se aprecia con mucha facilidad la arborización capilar arterial y venosa y múltiples prominencias que corresponden a las glándulas salivares.

Carrillo izquierdo2.jpg

Los carrillos están en su exterior cubiertos por piel y en su cara interna por una mucosa rosada, lisa, brillosa, húmeda y delgada; frente al segundo molar superior desemboca el conducto de Stensen o parotídeo, su salida está marcada por una elevación o papila mucosa.

Carrillo derecho2.jpg

Con relativa frecuencia pueden observarse algunos granos amarillentos situados por debajo de la mucosa: son los gránulos de Fordyce. A la altura del plano de oclusión dentaria puede notarse una línea más blanquecina conocida por "línea alba".

paladar duro.jpg

El paladar duro está cubierto por una mucosa rosada pálida, a veces ligeramente azulada, gruesa, firme y adherida al hueso adyacente; por detrás de los incisivos se encuentra "la papila incisiva"; desde ella parte hacia atrás un surco suave llamado "rafe palatino", en el tercio anterior se distribuyen las "rugosidades palatinas".

Con mucha frecuencia podemos observar una prominencia dura y firme en la línea media que corresponde a una exostosis llamada "torus palatino"

paladar blando.jpg

El paladar blando es un grueso pliegue de mucosa rosada, lisa, brillosa y húmeda, su borde libre es doblemente cóncavo extendiéndose en la línea media en la "úvula palatina"; dicho borde se divide a uno y otro lado en dos pliegues o pilares, uno anterior el palato-gloso y otro posterior el palato-faríngeo, conformando el compartimiento amigdalino que aloja las amígdalas palatinas.

1.15 orofaringe.jpg

Está localizada en la parte más posterior de la boca, teniendo como límite anterior los pilares palatinos anteriores y posteriores con las respectivas amígdalas palatinas y en la parte posterior con la membrana mucosa que reviste las primeras vértebras cervicales.Su inspección es obligatoria en el examen bucal del paciente, ya que pueden detectarse enfermedades propias de esa región, siendo las más comunes las amigdalitis y faringitis infecciosas o alérgicas. Se añaden a éstas, enfermedades de la boca que la invaden, como son las aftas, candidiasis y tumores benignos y malignos.

Para el examen de la orofaringe se baja la parte posterior de la lengua con un depresor, lo que provoca una arcada que amplía el istmo de las fauces, permitiendo la visión de las amígdalas y la pared posterior de la faringe.

lengua1.jpg

La cara dorsal de la lengua está cubierta por una mucosa especializada que contiene las papilas filiformes, fungiformes y caliciformes;
las primeras son las más numerosas y cubren en gran extensión la cara dorsa. 
las segundas se encuentran distribuidas entre las filiformes siendo más abundantes y notorias en los bordes y la punta de la lengua. 
las caliciformes son las más prominentes y en número de 8 a 12, conforman la V lingual.
Los bordes laterales de la lengua, tienen características similares a una y otra cara, en su parte más posterior alojan las papilas foliadas de color más rojizo y con algunos pliegues paralelos entre sí. 

lengua cara ventral.jpg

La cara inferior o ventral de la lengua está cubierta por una mucosa rosada, lisa, brillosa, húmeda y delgada que deja traslucir las venas raninas; a uno y otro lado del frenillo corre el pliegue fimbriado.

borde lateral derecho.jpg

Al final del borde lateral se aprecian los pliegues de las papilas foliadas. Para poder examinar bien esta parte de la lengua es necesario tomarla con una gasa y tironearla hacia afuera y hacia el lado opuesto

borde lateral izquierdo.jpg

Lo mismo debe hacerse con el otro lado de la lengua.

1.26 piso de boca.jpg

El piso de la boca está cubierto por una mucosa rosada, lisa, brillosa, húmeda y delgada, es visible y accesible en un área en forma de herradura que rodea la base de la lengua.
En la línea media está atravesado por el "frenillo lingual", a cada lado existen unas prominencias llamadas "carúnculas sublinguales" donde desembocan los conductos de las glándulas submaxilares. Por detrás el piso es más elevado por la prominencia de las glándulas sublinguales, un pliegue mucoso que contiene los conductos de Wharton es visible sobre ellas.

encias.jpg

Exploración diagnóstica

Un buen examen de la boca requiere que el examinador ponga en uso la mayoría de sus sentidos.
La inspección por visión directa o indirecta debe hacerse con buena iluminación, es recomendable usar una lupa para aumentar el tamaño de las estructuras anatómicas y/o lesiones.
La palpación con las yemas de los dedos debe ser hecha con guantes, puede ser digital o bidigital. La olfación nos ayuda en el diagnóstico de algunas enfermedades que tienen un olor "sui generis". 

inspeccion.jpg

La inspección visual indirecta con espejo dental es necesaria para algunas partes de la boca que por su localización puede resultar dificil la visión.

palpacion.jpg

La palpación digital nos informa la consistencia de la lesión y del posible contenido de la misma.

bidigital.jpg

La palpación bidigital es útil para informarnos de la profundidad de la lesión o para "ordeñar" las glándulas salivares mayores y determinar la cantidad y calidad de la saliva.

ordeñoparotida.jpg

Salida de saliva por la desembocadura del conducto de Stenon al "ordeñar" la glándula parótida izquierda.

cuellos.jpg

Palpación de la región submandibular no debe faltar como parte del examen de la boca, para diagnosticar adenopatías inflamatorias o tumorales.

cuello1.jpg

La palpación del cuello no debe faltar como parte del examen de la boca, para diagnosticar adenopatías inflamatorias o tumorales.

olfacción.jpg

La olfacción nos ayuda en el diagnóstico de algunas enfermedades que tienen un olor " sui generis".

Proximamente se actualizará esta página. Si deseas que te avisemos 
escríbenos a: adolfoinfocompu@gmail.com

Libros publicados:

Captura de pantalla 2019-10-31 a la(s) 5
Portada_2daedición.png
Captura de pantalla 2019-10-31 a la(s) 4
Captura de pantalla 2019-10-31 a la(s) 4
Captura de pantalla 2019-10-31 a la(s) 4