Ortodoncia y ortopedia maxilar

Los tratamientos de ortopedia y ortodoncia consisten en la  instalación de aparatos fijos (braces) y/o funcionales, por un período de tiempo que varía de acuerdo al tipo y severidad de la maloclusión.
 

Una gran parte de la población no tiene sus dientes correctamente colocados en sus maxilares y como consecuencia se produce una alteración en la estética facial y en la masticación.
 

Existen distintos tipos de maloclusiones, por eso lo primero que hacemos es un estudio clínico radiográfico, para lograr un diagnóstico exacto y elaborar un correcto plan de tratamiento.
 

Los tratamientos de ortodoncia se realizan en cualquier edad y  con distintos tipos de aparatos según lo determine el ortodoncista. Pueden ser preventivos y/o interceptivos para evitar que la maloclusión se agrave y/o correctivos para corregirla totalmente.
 

El paciente debe asistir periódicamente, cada 4 o 6 semanas, a las citas para que el ortodoncista realice los ajustes y activaciones necesarios para guiar y controlar el movimiento de los dientes y evaluar el progreso del tratamiento.
 

En algunos pacientes hay que hacer extracciones de algunos dientes, para conseguir el espacio necesario y colocar los dientes en correctas posiciones y en otros cirugías ortognáticas, para cambiar de posición los huesos maxilares, cuando éstos están mal desarrollados.
 

Al finalizar el tratamiento los aparatos son removidos y se colocan aparatos retenedores para el mantenimiento de los resultados.
 

El tiempo promedio de un tratamiento de ortodoncia es de dos años.

Le invitamos a ver los resultados de nuestros tratamientos en Casos Clínicos